martes, 18 de octubre de 2011

En antichiste (reedición)

(Estas cosas se me ocurrían allá por el año 2006)


Están dos amigos, y uno le dice al otro:

- Te voy a contar un chiste, hombre.

- Venga, a ver.

- Esto es uno que se va a cazar a África...

- ¿Cómo a cazar a África? ¿No sabes que la caza está penalizada? Podrían meterte en la cárcel sólo por eso.

- Bueno, venga, te cuento otro. Esto son dos mariquitas, que están...

- ¿Cómo mariquitas? Ese chiste atenta contra los derechos de los homosexuales... Si los representantes de este colectivo te oyeran se te iba a caer el pelo...

- Vale, tío, vale. Pues ahí va otro: Esto es un hombre al que Cupido le lanza una flecha...

- ¿Cómo que lanza una flecha? Eso que me dices es apología de la violencia....No se puede ir por ahí lanzando flechas.

- Pues otro: le dice uno a otro: ¿a ti te gustan las mujeres con muchas tetas...?

- ¿QUÉ DICES? Eso es atentar contra los derechos de la mujer...

- Joder, macho. Pues hala, esto son un catalán y un vasco...

- ¡Uuuuuuuh!

- Pues me voy a quedar sin repertorio. Hala, uno infantil, esto es Jaimito que está jugando y hay una niña en un árbol y le dice: mírame Jaimito...

- ¿Cómo? ¿Desde debajo de un árbol? ¡O sea, que le vería las braquitas! ¡ESO ES ATENTAR CONTRA LOS DERECHOS DE LOS MENORES!

- Pues este es el último que se me ocurre: en un corral va un gallo buscando a las gallinas...

- ¿Cómo? ¿Me estás hablando de abusos a animales?

- Vale tío, pues ya no te cuento ninguno. Por mi te puedes ir al Caribe a tomar por c...

- Mucho cuidado. No me mandes a hacer turismo sexual al Caribe que sólo por eso podría denunciarte por incitarme a la prostitución.

- Está claro que en los tiempos que corren ya no puede contarse ningún chiste...